Internacional

Internacional (68)

Agencias /CDP NOTICIAS 

La variante Ómicron no es una versión benigna del coronavirus, advirtió enfáticamente este martes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y dijo que la pandemia "está lejos de terminar".

"Ómicron está provocando hospitalizaciones y muertes. E incluso los casos de menor gravedad desbordan los centros de salud", dijo a periodistas el jefe de la agencia de salud de Naciones Unidas, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

"Esta pandemia está lejos de terminar y teniendo en cuenta el increíble crecimiento de Ómicron en el mundo, es probable que nuevas variantes aparecerán", agregó.

Autoridades de algunos países han dicho que la variante Ómicron, que se propaga velozmente en todo el mundo, podría ser el punto de partida para que el Covid-19 deje de ser una pandemia y se convierta en una enfermedad endémica, como la gripe, con la que la humanidad tendrá que aprender a vivir.

"Con el aumento de la inmunidad en la población y con Ómicron, habrá mucha inmunidad natural además de la vacunación y avanzaremos rápidamente hacia un escenario que será más cercano a la endemia", declaró el 11 de enero Marco Cavaleri, jefe de estrategia de vacunación de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), con sede en Ámsterdam.

En Suiza, el Ministro de Salud Alain Berset también consideró la semana pasada que la variante Ómicron podría ser "el inicio del fin de la pandemia".

Pero el jefe de la OMS se muestra más prudente y subrayó de nuevo que la variante Ómicron no es benigna.

"En algunos países, los casos de Covid parecen haber alcanzado un límite, lo que deja esperar que lo peor de esta última ola pasó, pero ningún país ha salido totalmente del problema", dijo el martes a los medios.

Se mostró muy preocupado porque muchos países tienen bajas tasas de vacunación contra el Covid: "la población puede tener más riesgos de sufrir formas graves de la enfermedad o de morir si no se vacunan".

"Ómicron es tal vez menos grave en promedio, pero decir que se trata de una enfermedad benigna es inexacto, afecta a la respuesta global y cuesta más vidas", señaló Tedros.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias/CDP NOTICIAS 

Cada vez hay más pruebas de que la variante Ómicron del coronavirus afecta al tracto respiratorio superior y provoca síntomas más leves que las variantes anteriores, lo que ha resultado en un "desacoplamiento" en algunos lugares entre el aumento de casos y las bajas tasas de mortalidad, dijo el martes un funcionario de la Organización Mundial de la Salud.

"Estamos viendo más y más estudios que señalan que Ómicron está infectando la parte superior del cuerpo. A diferencia de las otras (variantes), que afectan a los pulmones y podrían causar una neumonía grave", dijo el responsable de incidentes de la OMS, Abdi Mahamud, a la prensa en Ginebra.

"Esto podría ser una buena noticia, pero necesitamos más estudios para comprobarlo", agregó.

Desde que la altamente mutada variante fue detectada por vez primera en noviembre, datos de la OMS han mostrado que se propagó con rapidez y apareció en al menos 128 países, generando dilemas para muchas naciones y personas que esperaban reactivar sus economías y vidas tras casi dos años de disrupciones relacionadas con el Covid-19.

No obstante, aunque el número de casos está tocando máximos históricos, las tasas de hospitalización y muerte son por lo general más bajas que en otras fases de la pandemia.

"Lo que estamos viendo ahora es (...) un desacoplamiento entre los casos y las muertes", afirmó Mahamud.

Sus comentarios sobre el menor riesgo de una enfermedad grave coinciden con otros datos, incluido un estudio de Sudáfrica, uno de los primeros países en los que se detectó Ómicron.

Sin embargo, Mahamud también llamó a la cautela y calificó a Sudáfrica como un "caso atípico", ya que tiene una población joven, entre otros factores.

Asimismo, advirtió que la alta transmisibilidad de Ómicron implica que en unas semanas se volverá la variante dominante en muchos lugares, lo que representa una amenaza en países donde una gran parte de la población sigue sin vacunarse.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias /CDP NOTICIAS 

Médicos y funcionarios de salud de Estados Unidos afirman que podría ser momento de cambiar el cubrebocas que se ha popularizado durante la pandemia de Covid-19.

Con los contagios aumentando aceleradamente por la variante Ómicron, incluso entre los vacunados, los especialistas están exhortando a deshacerse de los cubrebocas de tela porque podrían no brindar protección suficiente.

"Las mascarillas de tela son poco más que decoraciones faciales", afirmó Leana Wen, analista médica de la cadena de noticias CNN. "No hay lugar para ellas a la luz de la Ómicron".

Los especialistas recomiendan cubrebocas quirúrgicos de tres capas, disponibles en las farmacias, y las famosas mascarillas modelo N95 o KN95.

Y es que los cubrebocas de tela no son tan efectivos para bloquear las partículas más pequeñas que portan el virus.

Si adora el estilo del cubrebocas de tela que compró o que hizo de forma casera, puede seguir usándolo, pero encima de las mascarillas recomendadas por los expertos.

Con información de WSJ y agencias.

 

 

 

 

 

Agencias/CDP NOTICIAS 

Para este lunes, casi mil 200 vuelos en Estados Unidos han sido cancelados debido en su mayoría a la escasez de personal por contagios de Covid-19, que están siendo impulsados por la variante Ómicron.

Las anulaciones de trayectos se sumaron a las casi tres mil del fin de semana, uno de los más activos para la industria por las vacaciones de Navidad. Las crecientes infecciones de la variante Ómicron obligaron a las aerolíneas a cancelar vuelos debido a que los pilotos y las tripulaciones de cabina se enfermaron y tuvieron que ponerse en cuarentena.

Un total de mil 181 vuelos fueron cancelados dentro de, hacia o desde Estados Unidos para la tarde del lunes, según el recuento del sitio web de seguimiento de vuelos FlightAware.com. Las aerolíneas culparon al virus y al mal tiempo.

La cifra promedio de casos nuevos de Covid-19 en Estados Unidos ha aumentado un 55 por ciento a más de 205 mil por día durante los últimos siete días, según un recuento de Reuters.

Anthony Fauci recomendó que el Gobierno federal considere un mandato de vacuna para los viajes aéreos nacionales.

"Ese es otro de los requisitos que creo que es razonable considerar", dijo en una entrevista con MSNBC Fauci, también miembro del equipo de respuesta Covid-19 de la Casa Blanca.

El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en declaraciones a periodistas el lunes, se negó a decir si respaldaba un mandato de vacuna para los viajes aéreos nacionales.

Un representante de Alaska Airlines, que canceló más de 140 vuelos el lunes debido en parte a las condiciones de nieve en Seattle, le dijo a un pasajero en Twitter que pasarían horas antes de que alguien del servicio al cliente pudiera hablar por teléfono, indicando hasta qué punto las líneas telefónicas de las aerolíneas estaban abrumadas con viajeros frustrados.

Southwest Airlines y Alaska Airlines dijeron el lunes que sus cancelaciones se debieron al clima. Delta Airlines afirmó en un comunicado que sus 200 cancelaciones se debieron al clima y la variante Ómicron. JetBlue aseguró que la escasez de tripulación estaba detrás de las docenas de cancelaciones de vuelos de la jornada.

Con información de Reuters

 

 

 

 

 

Agencias /CDP NOTICIAS

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió contra la ilusión de que alcanzaría con administrar dosis de refuerzo para superar la pandemia de Covid-19.

"Ningún país podrá superar la pandemia con vacunaciones de refuerzo y éstas no significan una luz verde para celebrar como lo habíamos previsto", indicó Tedros Adhanom Ghebreyesus en un rueda de prensa Ginebra, pocos días antes de la Navidad.

"Estos programas de refuerzo indiscriminados incluso podrían prolongar la pandemia en vez de acabar con ella, al desviar las dosis disponibles a países con altas tasas de vacunación, brindando así al virus más posibilidades de propagarse y mutar", afirmó el doctor Tedros.

"Es importante recordar que la gran mayoría de hospitalizaciones y muertes han sido de personas no vacunadas, las cuales no han recibido una dosis de refuerzo", insistió, añadiendo: "y debemos tener muy claro" que "las vacunas (actuales) son eficaces tanto contra la variante Delta como contra la Ómicron".

De acuerdo al comité de expertos en políticas de inmunización de la OMS (SAGE), al menos 126 países ya dieron instrucciones para inyectar una dosis de refuerzo, y 120 de ellos ya comenzaron las campañas en este sentido.

Se trata en su mayoría de países ricos o de ingresos medios, pero "ningún país pobre ha desarrollado aún un programa de refuerzo", señaló el SAGE en un comunicado este miércoles.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias/CDP NOTICIAS 

Más de 800 mil personas en Estados Unidos han muerto por la pandemia de Covid-19, de acuerdo con el recuento de la Universidad Johns Hopkins, mientras el país se prepara para un posible aumento de los contagios debido al clima más frío y la variante Ómicron del virus.

Este hito significa que el número de víctimas mortales de este virus en Estados Unidos supera ya a toda la población de Dakota del Norte.

Incluso con vacunas amplia y gratuitamente disponibles, el país ha perdido más vidas por el virus este año que en 2020 debido a la variante Delta, más contagiosa, y a que la gente se niega a inmunizarse contra el Covid-19.

Desde el comienzo del año, más de 450 mil personas en el país han muerto tras contraer el Covid-19, es decir, el 57 por ciento de todas las muertes de Estados Unidos por la enfermedad desde que comenzó la pandemia.

Los fallecimientos de este año se produjeron sobre todo en pacientes no vacunados, según los expertos sanitarios. Las muertes han aumentado a pesar de los avances en la atención a los pacientes de Covid y las nuevas opciones de tratamiento, como los anticuerpos monoclonales.

Se necesitaron 111 días para que las muertes en Estados Unidos pasaran de 600 mil a 700 mil, según un análisis de Reuters. Las siguientes 100 mil muertes tardaron sólo 73 días.

Entre las naciones más ricas del Grupo de los Siete (G7), Estados Unidos ocupa el peor lugar en cuanto a muertes per cápita por Covid-19 entre el 1 de enero y el 30 de noviembre.

La tasa de mortalidad en Estados Unidos fue más de tres veces superior a la del país vecino, Canadá, y 11 veces superior a la de Japón.

Incluso cuando se compara a Estados Unidos con un conjunto más amplio de países ricos con acceso a las vacunas, se sitúa cerca de los últimos puestos. Entre los 38 miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), estados Unidos está en el lugar 30. Sólo Hungría, Eslovaquia, República Checa, Lituania, Letonia Colombia, Polonia y Eslovenia tenían más muertes por Covid-19 per cápita. Nueva Zelanda es el país con menos muertes.

En comparación con la Unión Europea, Estados Unidos tiene 1.3 veces más muertes per cápita notificadas en los últimos 11 meses que todo el bloque.

Entre los más de 200 países y territorios analizados por Reuters, Estados Unidos ocupa el puesto 36.

Según el recuento de Reuters, Estados Unidos es el país con el mayor número de muertes por Covid-19 notificadas en el mundo, seguido de Brasil e India. Con sólo el 4 por ciento de la población mundial, el país representa alrededor del 14 por ciento de todas las muertes por Covid-19 notificadas y el 19 por ciento de los casos en todo el mundo. El país va a superar pronto los 50 millones de casos.

Los nuevos contagios en Estados Unidos alcanzaban una media de unos 120 mil al día, siendo Michigan el estado que más casos aportaba al día. Los pacientes de Covid-19 llenaban los hospitales de Michigan a niveles récord, y tres de cada cuatro no estaban vacunados, según la Michigan Health & Hospital Association.

Los científicos están evaluando todavía el impacto de la nueva variante Ómicron y si las vacunas podrían proporcionar una protección adecuada contra ella. La variante Delta sigue siendo la versión dominante del virus en Estados Unidos.

Aproximadamente el 60 por ciento de la población estadounidense se ha vacunado completamente contra el Covid-19, según datos de los CDC.

Con información de Reuters

 

 

Agencias /CDP NOTICIAS 

Científicos de Sudáfrica dijeron este viernes que Ómicron, la variante más reciente del coronavirus, parece propagarse más del doble de rápido que Delta, que había sido considerada la versión más contagiosa del virus.

La rápida propagación de Ómicron es el resultado de una combinación de contagios y la capacidad de esquivar las defensas inmunitarias del cuerpo, dijeron los investigadores, pero la contribución de cada factor aún no es segura.

"No estamos seguros de cuál es esa mezcla", dijo Carl Pearson, modelador matemático de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres que dirigió el análisis. "Es posible que incluso sea menos transmisible que Delta".

La nueva investigación aún no ha sido revisada por pares ni publicada en una revista científica.

Algunos de estos investigadores habían informado el jueves que la nueva variante podría esquivar en parte la inmunidad obtenida de una infección anterior. Todavía no está claro si así ocurre, o en qué grado, Ómicron puede evadir la protección conferida por las vacunas actuales.

La variante se identificó por primera vez en Sudáfrica el 23 de noviembre y rápidamente ha llegado a representar alrededor de las tres cuartas partes de los casos nuevos en el país. Sudáfrica informó el jueves de 11 mil 535 nuevos casos de coronavirus, un aumento del 35 por ciento con respecto al día anterior, y la proporción de resultados positivos en las pruebas aumentó a 22.4 por ciento desde 16.5 por ciento.

"Es realmente sorprendente lo rápido que parece haberse hecho extendido", dijo Juliet Pulliam, directora de un centro de modelos epidemiológicos en la Universidad de Stellenbosch en Sudáfrica, quien dirigió la investigación anterior sobre inmunidad.

Los casos de Ómicron en particular se están duplicando aproximadamente cada tres días en la provincia de Gauteng, hogar del centro económico densamente poblado de Sudáfrica y ahora el epicentro de la cuarta ola de infecciones del país, dijeron los investigadores el viernes.

En un análisis matemático, estimaron el Rt de la variante, una medida de la rapidez con que se propaga un virus, y lo compararon con la métrica de Delta. Descubrieron que la Rt de Omicron es casi 2.5 veces más alta que la de Delta.

Esa cifra depende no solo de lo contagiosa que pueda ser la variante, sino también de su capacidad para eludir las defensas inmunitarias del cuerpo una vez que llega a un nuevo huésped. En una investigación relacionada publicada el jueves, la Dra. Pulliam y sus colegas estimaron la capacidad de la nueva variante para evadir la inmunidad al observar los casos confirmados en el país hasta fines de noviembre.

Informaron un aumento en las reinfecciones entre las personas que habían dado positivo por el virus al menos 90 días antes, lo que sugiere que la inmunidad obtenida de un ataque anterior con el virus no duró tanto como lo había hecho. El aumento de las reinfecciones coincidió con la propagación de Ómicron en el país.

El equipo no confirmó que las reinfecciones que observaron se debieran a la variante, pero dijo que era una suposición razonable. Un pico similar no ocurrió cuando las variantes Beta y Delta eran dominantes, anotaron los científicos.

La Dra. Pulliam y sus colegas estimaron que el riesgo de reinfección con la variante Ómicron es aproximadamente 2.4 veces mayor que el riesgo observado con la versión original del coronavirus.

El aumento de casos en Sudáfrica ha ido acompañado de un aumento de las admisiones hospitalarias semana tras semana, ya más alto que el observado en oleadas anteriores, según datos del Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica.

Pero aún no está claro si Ómicron causa una enfermedad más grave que otras versiones del coronavirus. El porcentaje de casos nuevos encontrados en niños menores de 5 años también ha aumentado drásticamente en el país, pero eso puede deberse a que ahora hay más adultos vacunados.

Con información de Reforma 

 

 

Agencias /CDP NOTICIAS 

Estados Unidos detectó su primer caso de la variante Ómicron del coronavirus en California, en una persona que regresó recientemente de Sudáfrica, informó la Casa Blanca.

Científicos y expertos han alertado por la posibilidad de que la nueva variante sea más contagiosa y pueda evadir la protección de las vacunas debido a la inusual cantidad de mutaciones que presenta. Sin embargo, también han señalado que es pronto para determinar su viralidad y severidad.

"Los departamentos de salud de San Francisco y California, y los CDC, han confirmado que un caso reciente de Covid-19 en un individuo en California fue por la variante Ómicron", dijo el doctor Anthony Fauci, asesor del Presidente Joe Biden, en una conferencia de prensa de la Casa Blanca.

Fauci dijo que la persona era un viajero que regresó de Sudáfrica el 2 de noviembre y dio positivo a Covid el 19 de noviembre. La variante ya ha sido confirmado en el continente americano también en Canadá y Brasil. 

La Organización Mundial de la Salud la considera como de preocupación, pero ha urgido una respuesta calmada y racional, en contra de los cierres de fronteras.

"El individuo está en cuarentena y se han rastreado a todos sus contactos y han dado negativo. La persona estaba completamente vacunada y experimenta síntomas leves", agregó Fauci

"Esta es el primer caso causado por la variante detectado en Estados Unidos. Sabíamos que era solo cuestión de tiempo".

La persona no había recibido el refuerzo de la vacuna, que ya está ampliamente disponible en Estados Unidos.

Con información de Reforma 

 

 

 

Agencias / CDP NOTICIAS 

Brasil confirmó este martes las dos primeras infecciones por la variante ómicron del coronavirus, detectados en una pareja de Sao Paulo que estuvo en Sudáfrica y que suponen los dos primeros casos en el país y Latinoamérica, informaron fuentes oficiales.

Los dos casos, referentes a un hombre de 41 años y su esposa, de 37, fueron confirmados tras la realización de pruebas de COVID-19 y posterior secuenciación genética por el Hospital Israelita Albert Einstein, uno de los centros médicos de referencia en América Latina, según explicó la Secretaría de Salud del estado de Sao Paulo. 

La pareja desembarcó en el país sudamericano, procedente de Sudáfrica, el pasado 23 de noviembre y fue sometida a nuevas pruebas dos días después, cuando ambos fueron diagnosticados con la enfermedad y se confirmó la infección por la nueva variante.

“Ante el diagnóstico positivo, la pareja fue orientada a permanecer en aislamiento domiciliario. Ambos están bajo monitoreo de” las autoridades sanitarias “regionales y municipales de Sao Paulo, junto con sus respectivos familiares”, señaló la secretaría.

Las autoridades paulistas informaron que investigan, además, un tercer posible caso de la variante ómicron en el estado, referente a un hombre que reside en la ciudad de Guarulhos y que desembarcó la pasada semana procedente de Etiopía.

Asimismo, al menos otros dos estados brasileños investigan casos sospechosos de la nueva variante, que ha prendido las alertas mundiales en los últimos días.

En medio de los temores globales por la propagación de ómicron, Brasil anunció el cierre de sus fronteras aéreas con una decena de países africanos, como Sudáfrica, Botsuana, Lesoto, Namibia, Zimbabue y Esuatini (antigua Suazilandia).

Asimismo, estudia extender la medida a Angola, Malaui, Mozambique y Zambia.

Brasil, con sus 213 millones de habitantes, es uno de los países más golpeados por la pandemia en el mundo y acumula hasta el momento casi 615 mil muertos y 22 millones de infectados por el COVID-19.

Con información de EFE

 

 

Cortesía /CDP Noticias 

La nueva variante Ómicron del coronavirus presenta "un riesgo muy elevado" para el mundo, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS), paralelamente al aumento del número de países donde ha sido detectada, una situación que ha hecho que el G7 se reúna de urgencia durante la jornada.

"Dadas las mutaciones que podrían conferirle la capacidad de escapar a una respuesta inmunitaria y darle una ventaja en términos de transmisibilidad, la probabilidad de que Ómicron se extienda a nivel mundial es elevada", indicó la organización, aunque señaló que, por el momento, no se ha registrado ninguna muerte asociada a esta mutación.

"Podría haber futuros picos de Covid-19, que podrían tener consecuencias severas", agregó la OMS en un documento técnico publicado este lunes, en el que también da consejos a las autoridades para intentar frenar su avance, aunque todavía hay muchas incógnitas sobre su virulencia y su transmisibilidad.

Ómicron fue identificada por primera vez la semana pasada en Sudáfrica.

Este país de África austral ya contabilizó estas últimas semanas un rápido aumento de los contagios: el domingo hubo 2 mil 800 nuevos casos, frente a los 500 de la semana anterior. Cerca de tres cuartas partes de los contagios señalados recientemente se deben a esta nueva variante.

"Aunque Ómicron no es clínicamente más peligrosa y que las primeras señales todavía no son alarmantes, probablemente observaremos un aumento de casos debido a la rapidez de la transmisión", dijo el epidemiólogo sudafricano Salim Abdool Karim, que pronosticó que el país alcanzará seguramente los 10 mil nuevos casos diarios de coronavirus a finales de esta semana.

Numerosos países han detectado ya casos vinculados a esta variante, desde Reino Unido a Alemania, pasando por Canadá, Holanda e Israel. Y la lista no deja de crecer, con infecciones en Portugal, Austria y Escocia señaladas este lunes.

Reunión de urgencia del G7

Este lunes los ministros de Salud del G7 (Francia, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, Japón y Reino Unido) se reunirán "para discutir la evolución de la situación sobre ómicron", en un encuentro de urgencia en Londres, que ostenta la presidencia temporal del G7.

"Sabemos que estamos en una carrera contra el tiempo", dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quien agregó que los fabricantes de vacunas necesitan de "dos a tres semanas" para evaluar si las vacunas existentes siguen siendo eficaces ante la nueva variante.

Desde Washington, el asesor de la Casa Blanca sobre la pandemia, Anthony Fauci, afirmó que continúa "creyendo que las vacunas existentes deben aportar un grado de protección contra casos severos de Covid".

El Covid-19 ya se ha cobrado la vida de casi 5.2 millones de personas en el mundo desde que la enfermedad irrumpió en China en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP este lunes.

El anuncio de la detección de la variante Ómicron sembró el pánico y muy rápidamente muchos países, entre ellos Estados Unidos, Indonesia, Arabia Saudita y Reino Unido, impusieron restricciones a los visitantes procedentes de África austral.

Estas medidas fueron consideradas un "castigo" por los responsables sudafricanos.

Este lunes, Japón anunció que cierra sus fronteras a la entrada de visitantes del exterior, apenas tres semanas después de haber flexibilizado algunas restricciones. También Israel, con un caso ya confirmado en el país, prohibió la entrada a su territorio de ciudadanos extranjeros.

Y en Australia, el Gobierno suspendió sus planes de reabrir sus fronteras a ciertos trabajadores y estudiantes.

"Con la variante Ómicron detectada en varias regiones del mundo, aplicar restricciones de viaje para África es un ataque a la solidaridad global", declaró el director para África de la OMS, Matshidiso Moeti.

Síntomas leves

Días después de que los científicos de Sudáfrica anunciaran el descubrimiento de esta nueva variante, con más mutaciones que las anteriores detectadas del coronavirus, el hospital Bambino Gesu de Roma logró la primera "imagen" de Ómicron y confirmó que efectivamente tiene más mutaciones que la delta, pero eso no significa que sea más peligrosa, según los investigadores.

Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica Sudafricana, dijo a AFP que vio a 30 pacientes en los últimos 10 días que dieron positivo al Covid-19 y se recuperaron sin hospitalización. Su principal síntoma fue el cansancio.

Varios países ya habían reforzado las restricciones anticovid, incluso reimpuesto confinamientos, como Austria y Holanda, donde se produjeron protestas, algunas de las cuales derivaron en violentos enfrentamientos.

En Reino Unido, el martes entran en vigor nuevas reglas sanitarias, incluyendo el uso de mascarillas en comercios y transporte público, así como más restricciones a los pasajeros llegados del exterior.

Con información de Reforma 

 

 

 

Página 1 de 5
© 2019 CDP Noticias Todos los derechos reservados. Diseñado por www.imaginamos.com.mx

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me